Sangre Fucsia – Especial desde el confinamiento #2

La crisis a raíz del coronavirus ha puesto de manifiesto cuales son los trabajos socialmente necesarios. Parece que ahora lo tenemos más claro que nunca: limpiar, en todas sus vertientes, es una de las tareas fundamentales para no contagiarnos. Pero la limpieza es un asunto mucho más complejo que nos habla de la estructura, las creencias y las jerarquías de un grupo humano. Como dice Bridget Anderson, la lógica de la reproducción social es tal que el empleo de hogar es capaz de reinscribir los roles de género, clase y raza, y que lo que se está comprando no es simplemente la fuerza de trabajo sino la “personalidad” con todo su legado de género y colonial que encarnan las trabajadoras.

La observación de aves está siendo una actividad estrella en este confinamiento. Antes que nosotras destacamos una herstory de famosas ornitólogas : Genevieve Estelle Jones con un libro de ilustraciones de nidos digno de mención; Harriet Hemenway y su prima Mina Hall fueron unas pioneras en la lucha contra la extinción de aves de plumas exóticas que a finales del s.XIX eran esquilmadas para utilizarse en la decoración de sombreros; y Phoebe Snetsinger quien viajó por el mundo en los años 80 avistando más de 8.000 especies de aves de las 10.000 que tenemos constancia.

Sangre Fucsia – Especial confinamiento

En nuestro actual contexto vital implicaría reflexionar sobre ciertas herencias, como la legada por todo un siglo XXI de psicología positiva; una lógica que llevamos en el código y que también hemos visto aflorar en  tiempos de coronavirus. Por esta razón nos parece interesantes la propuesta de la directora austriaca Jessica Hausner, que estrena estos días retrospectiva en el Festival de Cine de Autor(a) de Barcelona, y cuya última película, ‘Little Joe’ (2019) reflexiona desde la ficción sobre el espinoso tema de la industria de la felicidad.

En la línea de cuestionamiento de los diferentes status quo del confinamiento, la siguiente cuestión a debatir es la hiper creatividad. la escritora de ciencia ficción Úrsula K. Le Guin en “Contar es escuchar” (ed. Círculo de Tiza, 2018) reflexiona sobre la comodificación de la creatividad frente a la libertad que supone la imaginación. Esta creatividad que se presupone desbordante en estos periodos de reclusión como el que vivimos, ha sido progresivamente coptada por el capitalismo como una herramienta más en el proceso de creación de productos consumibles y es precisamente en periodos de reclusión (y presupuesta explosión creativa) cuando se exacerba este nuevo significado.

No solo a la reflexión le debemos dedicar el tiempo forzado en casa, también es momento de dejarse llevar por las ficciones en formato serie. En nuestro top 3+1 de las series que he visto últimamente y que me han dado la vida.  La primera de ellas es Better Things, la historia de una actriz divorciada que debe cuidar ella sola de sus tres hijas. Si lo que te gusta es el thriller de espionaje aderezado con una buena dosis de humor negro Killing Eve. Y si tienes interés en un poco de historia del feminismo norteamericano de los 70, te recomiendamos la miniserie recientemente estrenada, Mrs America, que se centra en los días en los que el Congreso de EEUU debatía si aprobar la ERA (Enmienda de Igualdad de Derechos). Terminamos con ese “+1”: We’re here, una docuserie que busca llevar el espectáculo y la expresión drag a las localidades más remotas del Norteamérica rural.  

Finalizamos este segundo especial desde el confinamiento con una invitada de honor: la escritora Silvia Nanclares quien nos invita a entretejer un patchwork partiendo de esta frase: “El cautiverio define políticamente a las mujeres y se concreta en la relación específica de las mujeres con el poder caracterizándose por la privación de libertad, por la opresión”. Esta sentencia aparece en “Los cautiverios de las mujeres”  (UNAM, 2003) de Marcela Lagarde pero no queda ahí en la resignación. También se han generado espacios físicos y ficcionados a lo largo de la Historia por donde se cuela la libertad, siempre en complicidad con otras mujeres: las beguinas del siglo XIII, las monjas de clausura, Emily Dickinson, Ama Ata Aidoo en “Nuestra hermana aguafiestas” (ed. Cambalache 2018), las obreras del sur que retrata Mar Gallego en “Como vaya yo y lo encuentre” o las crianzas narradas por Adrienne Reich.

  • Playlist
    • Le Tigre – Deceptacon
    • Flor Amargo (feat. Amandititita) – La cumbia del aguacate
    • Mavis Staples – “Action” 
    • Sinfonía de los juguetes 
    • Pink Floyd – Grantchester Meadows
    • Sia – Bird Set Free 
    • Banda sonora de Little Joe 
    • Red Velvet  – Happiness 
    • Agoraphobia – Deadly alive 
    • Ladytron – Destroy everything you touch 
    • Nina Simone – I Wish I Knew How It Would Feel To Be Free

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s